La apnea obstructiva del sueño provoca alteraciones en el metabolismo


La apnea del sueño se caracteriza por obstrucción intermitente y repetitiva de la vía aérea superior, que limita el paso del aire hacia los pulmones durante el sueño. En Panamá, según estudios realizados en diferentes subgrupos de edad, se estima que un 15% de la población presentan síntomas de apnea del sueño relevante y, por tanto, deberían hacer un estudio y /o recibir tratamiento.


 Estas cifras de incidencia convierten la apnea del sueño en un importante problema de salud pública.



Factor de riesgo cardiometabólico

Además, la apnea del sueño puede conllevar disfunciones en el organismo. En las últimas dos décadas, se ha conocido que la apnea del sueño es un factor de riesgo cardiometabólico tanto en poblaciones pediátricas como adultas. Las alteraciones metabólicas inducidas por la apnea del sueño incluyen, dislipidemia (presencia de altos niveles de lípidos: colesterol, triglicéridos o ambos), aterogénesis (depósito e infiltración de sustancias lipídicas en las paredes de las arterias), disfunción hepática y metabolismo anormal de la glucosa.


“Una comprensión más profunda de los mecanismos subyacentes por los cuales la apnea influye en la disfunción metabólica podría producir mejores enfoques terapéuticos y mejores resultados en el tratamiento de los pacientes.

Relación con el colesterol y los triglicéridos.


Estudios transversales en pacientes adultos han demostrado asociaciones independientes entre los niveles de ayuno de colesterol total, colesterol HDL, triglicéridos y la gravedad de la apnea del sueño, particularmente la frecuencia de episodios hipóxicos intermitentes. También se registró el aumento de los niveles plasmáticos de ácidos grasos libres.


La exposición crónica a la hipoxia intermitente (IH por sus siglas en inglés) en ratones induce alteraciones en el tejido adiposo blanco, un órgano importante en la fisiopatología del síndrome metabólico y en la diabetes mellitus tipo 2. La evidencia preliminar sustenta la interacción coordinada de múltiples factores, incluyendo el estrés oxidativo, la inflamación y la actividad simpática, como los principales impulsores de la disfunción del tejido adiposo.


Los estudios de laboratorio en modelos animales también han demostrado que la IH induce varias alteraciones en la morfología y la función hepática. Cuando la alimentación con alto contenido de grasas en la dieta se combina con las exposiciones a IH, los efectos adversos aumentan notablemente. En modelos animales, la IH induce resistencia a la insulina y deteriora la secreción de insulina pancreática estimulada por glucosa. Varios estudios han demostrado que la IH conduce a la disfunción de las células beta pancreáticas.


Factores de riesgo

Los hallazgos de los estudios en humanos que examinan la señal de la leptina y la grelina y la regulación del apetito muestran que la apnea del sueño cambia las preferencias alimentarias hacia un mayor consumo de grasas e hidratos de carbono y reduce la saciedad. Uno de los principales factores de riesgo de la apnea del sueño es la obesidad: se estima que entre el 60 y el 70% de las personas que sufren la enfermedad son obesas, y que por cada incremento de 1 kg/m2 en el índice de masa corporal (IMC), el riesgo ajustado de sufrir apnea del sueño aumenta en un 14%. Este impacto comienza a ser menos significativo en pacientes mayores de 60 años.


“Otro factor de riesgo es la edad “La prevalencia es mayor en las personas mayores de 70 años, en comparación con los individuos de edad comprendida entre 40 y 70 años, aunque el mayor impacto en la salud se concentra en las edades medias de la vida. También hay diferencias en cuanto al sexo, siendo la prevalencia en los hombres de 1,5 a 3 veces mayor que en las mujeres, aunque esta diferencia disminuye en mujeres que han pasado.


 Síntomas comunes de apnea del sueño

El primer signo de apnea del sueño, y también el más común, suele ser percibido por sus seres queridos: el ronquido. Quizás también le digan que cuando duerme hace sonidos como si estuviera jadeando u ahogándose.

Es probable que usted note algunos otros síntomas comunes a los distintos tipos de apnea del sueño, como por ejemplo:
cansancio permanente
poca capacidad de concentración
cefaleas matinales
estado de ánimo deprimido
sudores nocturnos
aumento de peso
falta de energía
pérdida de memoria
disfunción sexual
deseos frecuentes de orinar durante la noche
La apnea del sueño también se ha vinculado a otras afecciones, como por ejemplo:
diabetes tipo 2
obesidad
insuficiencia cardíaca
hipertensión (tensión arterial elevada)

Recuerde que es posible que estos síntomas no siempre estén relacionados con la apnea del sueño. Comparta cualquier inquietud con su médico para asegurarse de obtener un diagnóstico preciso.

18 vistas
SÍGUENOS:
  • KetoPanama1
  • YouTube KetoPanama

©2018 DERECHOS RESERVADOS JAY MATOS, PROUDLY CREATED KOKORO WEB DESIGN